Fahrenheit

“- Ah – Beatty se inclinó hacia delante entre la débil neblina producida por su pipa -. ¿Qué es lo más fácil de explicar y más lógico? Como las universidades producían más corredores, saltadores, boxeadores, aviadores y nadadores, en vez de profesores, críticos, sabios y creadores, la palabra “intelectual”, claro está, se convirtió en el insulto que merecía ser.

Siempre se teme a lo desconocido. Sin duda, te acordarás del muchacho de tu clase que era excepcionalmente “inteligente”, que recitaba la mayoría de las lecciones y daba las respuestas, en tanto que los demás permanecían como muñecos de barro y le detestaban. ¿Y no era ese muchacho inteligente al que escogían para golpear y atormentar después de las horas de clase? Desde luego que sí.

Hemos de ser todos iguales. No todos nacimos libres e iguales, como dice la Constitución, sino todos hechos iguales. Cada hombre, la imagen de cualquier otro. Entonces, todos son felices, porque no pueden establecerse diferencias ni comparaciones desfavorables.

¡Ea! Un libro es un arma cargada en la casa de al lado. Quémalo. Quita el proyectil del arma. Domina la mente del hombre. ¿Quién sabe cuál podría ser el objetivo del hombre que leyese mucho? ¿Yo? No los resistiría ni un minuto.

Y así, cuando, por último, las casas fueron totalmente inmunizadas contra el fuego, en el mundo entero (la otra noche tenías razón en tus conjeturas) ya no hubo necesidad de bomberos para el antiguo trabajo. Se les dio una nueva misión, como custodios de nuestro pequeño, comprensible y justo temor de ser inferiores. Censores oficiales, jueces y ejecutores. Eso eres tu, Montag. Y eso soy yo.-”

Extraído de Fahrenheit 451, de Ray Bradbury…

Altamente profético si queremos verlo así, porque eso es lo que están haciendo con nuestras universidades y escuelas, y a la larga con la sociedad… Llenándonos de Grandes Hermanos y de “Bailando/Patinando/Cantando/Saltando/Garchando-a-la-esposa-de-Tinelli/Gobernando por un Sueño” y matando el espíritu inquisidor que tenemos adentro, entreteniendo nuestra curiosidad con una diversión(distracción) vacía, para que no veamos lo que hay más allá… Cuidado con la nueva L.E.S. de paso, y cuidado con los idiotas útiles, que cada vez buscan más adeptos… Informémonos, eduquémonos…

“Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos” – Ray Bradbury

0 Responses to “Fahrenheit”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




octubre 2007
L M X J V S D
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Dígame, licenciado…

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: